8 abr. 2014

Otra vez el informe PISA

Sí, otra vez salimos mal parados de los resultados del informe PISA de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). En esta ocasión se trata de que los estudiantes españoles están mal preparados para enfrentarse a la vida diaria, según revelan los bajos niveles obtenidos en habilidades prácticas, incluso peores que los obtenidos en matemáticas o capacidad lectora.

El estudio está basado en los datos de 85.000 jóvenes de 44 países acerca de su capacidad para desenvolverse en la vida, aspectos como programar el aire acondicionado o gestionar un billete de transporte combinado eligiendo diferentes rutas. En España participaron 2.709 estudiantes de 15 años y obtuvieron unos resultados 23 puntos por debajo de la media de los países de la OCDE y 30 puntos por debajo de países similares al nuestro como Francia, Italia y Alemania.

Y otra vez se revive la polémica sobre quién es el culpable o cómo mejorar estos resultados. Todos miran para otro lado, salvo pequeñas autocríticas que sólo he oído a los profesores. La administración dice que es culpa de los profesores, los padres también culpan a los profesores y estos se quejan, con razón, de menos medios y más alumnos.

Sinceramente, la culpa es un poco de todos. La administración por estar constantemente forzando cambios normativos y pedagógicos que se basan más en ideologías que en necesidades, los profesores desmotivados y en precario pero también faltos de preparación para la sociedad digital y los padres que miramos para otro lado y delegamos tareas fundamentales en la educación de los adolescentes. Todo ello hablando en términos generales porque siempre hay excepciones.

Mientras, esta sociedad evoluciona por otros derroteros y los españoles parece que no nos enteramos. Como señalan desde la propia OCDE “La economía mundial no se centra en lo que se sabe, sino en lo que se puede hacer con lo que se sabe”. No es este un sitio para hacer política, nada de eso, pero sí para opinar y aportar ideas por si alguien las considera interesantes.

Lo que esta sociedad necesita hoy día es que los alumnos no sólo adquieran conocimientos sino también las habilidades necesarias para aplicar los conocimientos adquiridos. Es decir, más allá de los modelos antiguos basados en la memorización de contenidos, se les debe inculcar nuevas formas de aprendizaje, aprender a desarrollar capacidades y habilidades creativas para asumir activamente tareas no curriculares. Que trabajen con la intuición, que busquen fuera de las aulas lo que ignoran. Un ejemplo muy claro, que sepan buscar algo en Google entre millones de posibilidades y sepan descartar lo accesorio.

Ya se ha dicho aquí más de una vez, es muy importante el desarrollo del pensamiento crítico, fomentar alumnos de sean creativos, que piensen por sí mismos, que se adapte la enseñanza a las inteligencias múltiples de cada individuo, acostumbrar a los alumnos a trabajar en equipo, a desarrollar su inteligencia emocional.... Eso es lo que está demandando la sociedad.

Y, por supuesto, se necesitan más recursos y un uso intensivo de la tecnología, que muchos, todavía, ven como un enemigo y es todo lo contrario, debe ser una aliada fundamental de la enseñanza.

Finalmente, siempre he tenido la convicción de que en la sociedad española actual los padres somos demasiado sobreprotectores con nuestros hijos. No en su educación sino en el control de su vida diaria. No les permitimos tener la autonomía suficiente como para actuar por sí mismos, dejar que se equivoquen. Les hacemos la vida demasiado fácil pero ya es hora de cambiar, que vuelen solos!

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Datos personales

Páginas vistas en total