18 sept. 2017

Ecce homo

Este verano me dio por releer un libro complejo y sorprendente del que tenía un recuerdo nítido sobre su significado pero difuso en los detalles. Me refiero a Ecce homo, uno de los últimos libros escritos por Friedrich Nietzsche, en concreto dos meses antes de que perdiera la razón y fuera internado en un hospital psiquiátrico, y publicado ocho años después de su muerte. El reencuentro no ha podido ser más interesante para recordar viejas afinidades provocadoras del "superhombre" y para extraer buenas enseñanzas válidas para incluirlo en este blog.

Como se sabe, Ecce homo es una recapitulación de ideas y un recorrido por el itinerario intelectual de este singular filósofo y gran escritor. Con comentarios y explicaciones sobre todas y cada una de sus obras, este libro es fundamental para conocer sus obras y una muy recomendable introducción para aproximarse a su obra.

Pero no es este tipo de contenido el que me ha llevado a releerlo después de tantos años, ni pretendo incluir aquí referencias a todo su desarrollo filosófico, que me excede. Ha sido porque lo recordaba como uno de los libros más significativos para entender lo que es la autoestima basada en la rebosante fortaleza de ánimo de Nietzsche. Me pregunto qué dirían al respecto los libros de autoayuda tan de moda en estos tiempos.

Cierto es que esta obra ha provocado opiniones muy encontradas a lo largo de la historia, no solo sobre el libro en concreto sino sobre su autor, como es ampliamente conocido. Para unos Ecce homo es un libro paradigma de petulancia y orgullo, producto de alguien que estaba al borde de la locura, y para otros, entre los que no tengo ninguna duda en incluirme, una genial, lúcida y valiente expresión de sinceridad y de provocadora y dionisiaca exaltación del hombre.

Con el subtítulo de Cómo se llega a ser lo que se es, el libro es considerado como un paradigma de autobiografía. Así, antes del repaso a su obra, incluye tres capítulos, que no tienen desperdicio, que responden a títulos tan contundentes como: Por qué soy tan sabio, Por qué soy tan inteligente y Por qué escribo tan buenos libros. Finalmente, después del repaso a todas sus obras, incluye un capítulo final con el título de Por qué soy un destino. Parece que poco se puede añadir a esta demostración de ego, ya lo dice él mismo: "Sí, aquí tenéis al hombre, podréis mirarle; pero no olvidéis que bajo su humana figura se esconde un dios..."

Su lectura deja, por lo menos para mí, una sensación mixta de admiración y de sensación de que, ciertamente, algo de locura rondaba por su cabeza al afirmar en algún momento que: "sobre mí pesa una responsabilidad indecible...Pues yo llevo sobre mis espaldas el destino de la humanidad".

La edición a la que me estoy refiriendo es la de Alianza Editorial, donde se publicaron en los años 70 del siglo pasado casi todas las obras de Friedrich Nietzsche, con aquellas geniales portadas de Daniel Gil y la reputada traducción de Andrés Sánchez Pascual. Se incluye una introducción muy interesante en la que se cuenta la complicada historia de la publicación de este libro, sus distintas ediciones, falsificaciones y mutilaciones de diversos intermediarios, principalmente su hermana.

En definitiva, que se incluye con todos los honores y merecimientos como un libro recomendado de este blog.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Datos personales

Páginas vistas en total