24 sept. 2017

La antiayuda, otra moda comercial después de la autoayuda

Como era previsible y anunciado desde hace tiempo, por ejemplo en algún post en este blog dedicado a los que se conocían como los negativos, a la masiva publicación de libros sobre autoayuda de los últimos años, que lo único que hacen es engañar a la gente con banalidades y soluciones milagrosas que no resuelven nada y crean frustración, se ha unido ahora una nueva moda, la "antiayuda", que nace con el mismo objetivo de vender más que ayudar.

Es verdad que en estas olas de comercialización siempre se puede pescar algo aprovechable, siempre hay algún autor o alguna experiencia de las muchas que se cuentan en este tipo de libros (de alguna forma hay que rellenar las páginas!) que enseña algo, así que lo mejor es mantenerse informado de lo que nos ofrecen pero con mucha precaución y escepticismo. Recomiendo tratar de personalizar cualquier receta propuesta, ya sea para ser feliz o para no ser feliz, sin agobiarse cuando no es lo que estábamos buscando. Eso es lo principal, buscar nuestro propio camino hacia el bienestar.

Concretamente, lo que se vende en lo que se conocen ya como "manuales antiayuda" es que como nadie es perfecto es bueno cometer errores, que hay que huir de lo que dicen que es la "dictadura del ser siempre feliz". Indudablemente el objetivo no es malo porque eso ya lo dice cualquier experto, el problema es que es muy evidente que estas recetas seudocientíficas no han entendido lo que es la piscología positiva, que es la que realmente puede ayudar a encontrar nuestro bienestar sin obligar a nadie a ser feliz en todo momento, así de sencillo.

Esta moda, como tantas otras, viene del otro lado del Atlántico donde se fue gestando desde hace poco. Se pueden dar unos cuantos ejemplos de referencia que en los dos últimos años han sido de los libros más vendidos en Estados Unidos. Lo recoge muy bien un reciente artículo del suplemento "Buenavida" de EL PAÍS (Ver).

Primero, la prolífica escritora Sarah Knight y sus libros con títulos tan expresivos como The Life-Changing Magic of Not Giving a F**k:, con el atractivo subtítulo de How to stop spending time you don't have doing things you don't want to do with people you don't like. Otro de sus libros es Get Your Sh*t Together, todo un best seller con otro subtítulo bien expresivo como How to stop worring about what you shold do so you can finish what you need to do and star doing what you want to do.

Otro referente es Mark Manson y su libro The Subtle Art of Not Giving a F*ck, que en algún sitio he visto traducido como "El sutil arte de no dar una mierda". Sobre este recomiendo leer la reseña que se incluye en Amazon (Ver) para animar a los compradores, todo un monumento a la simpleza. Pero está bien porque no dice nada que no sepamos.

En castellano ya se publican libros similares como pueden ser El libro definitivo de antiayuda y desmotivación, de Eva García Forne o el Manual de autodepresión: Guía práctica para arruinarse la vida, de Julio César Toledo, por poner solo dos ejemplos. Ahí los dejo.

En definitiva, ojo con las recetas fáciles. Ya sabemos que hay momentos buenos y malos, que la vida no es color de rosa y que estamos inmersos en una sociedad individualista y muy competitiva pero lo importante es crearnos nuestro propio camino y saber convivir con las adversidades. Para ello recomiendo leer alguno de los post que aquí se incluyen sobre la resiliencia y la psicología positiva.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Datos personales

Páginas vistas en total