19 dic. 2017

No es eso lo que se espera de un "intelectual"

Pocas veces incluyo en este blog críticas negativas o descalificaciones contra ideas o personas, no es el objetivo de esta empresa, pero hay veces que uno pierde el sosiego y un detalle que para otros puede pasar inadvertido enciende en otros, en mí en este caso, todas las alarmas.

El inclino Arturo Pérez-Reverte, que nunca ha sido "santo de mi devoción", por utilizar una expresión coloquial, me dejó un poco perplejo el otro día en la entrevista que le hizo Iñaki López el pasado sábado 9 de diciembre en el programa de La Sexta Noche.

Vaya por delante que todos tenemos el derecho inalienable de opinar y tener ideas propias, que no tienen por qué coincidir con las de uno mismo. Es más, seguramente sea más enriquecedor lo contrario, es decir que se confronten opiniones porque siempre hay algo aprovechable en la discusión. Pero lo que no se puede es ser siempre el más valiente en un "territorio comanche".

Entre algunas de las afirmaciones de Pérez-Reverte, con esa seguridad que siempre habla, aunque diga que es solo su opinión, llegó a afirmar que: “cualquiera que haya leído historia no puede ser optimista”. Con todos los respetos, semejante idea no es lo que se espera de un "intelectual" de la categoría de este periodista y escritor, es una afirmación con pretensiones de titular pero una soberana estupidez, así sin paliativos. Y, por cierto, en otra de sus "perlas" de esa entrevista afirma que "la estupidez siempre me produce una cierta incomodidad"...pero sería bueno que nos dijera quién es el que califica esa condición de estupidez.

No estamos en el mejor mundo de los posibles, eso es evidente, pero sí estamos en mejores condiciones que en épocas pasadas y lo que expresa esta opinión personal no parece tener mucha consistencia para alguien que se supone ha leído mucha historia para ambientar sus exitosas novelas. Aquí ya ha habido ocasión de hablar de este tema, por ejemplo en este post,  y no vamos a incidir más en ello.

Además, para no seguir más con el tema, no solo no me gusta la gente que se le nota a distancia que le gusta oírse, valga la redundancia, también me siento incómodo con las personas que tienen ese desparpajo de saberlo todo y tener la solución para cualquier dilema mientras los pobres mortales no nos enteramos de que va esto.

Lo siento, yo seguiré siendo optimista y sí creo haber leído un poco de historia. Ah! y qué pasa con la cultura...según Pérez-Reverte "la cultura no nos pone a salvo, uno puede ser culto y también un asesino o un criminal".

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Datos personales

Páginas vistas en total