7 abr. 2018

Aprendiendo a inspirarse mirando al futuro con un periodismo constructivo

Cuando hace poco comentaba algunas noticias del último boletín de la European Network for Positive Psychology, entre ellas la celebración de la novena European Conference on Positive Psychology (ECPP2018) (Ver post), anunciaba que incluiría aquí algunos comentarios sobre un artículo que aparecía en el boletín titulado Learning to look towards the future for inspiration, escrito por Hans Henrik Knoop, profesor asociado en la Aarhus University en Dinamarca. Este es el tema de hoy.

En el artículo se comenta que la psicología positiva lleva ya dos décadas produciendo una importante cantidad de estudios publicados en revistas de prestigio, celebrando conferencias y utilizando aplicaciones con éxito, aunque con algunos fracasos también, en todos los sectores de la sociedad. Como se sabe, su enfoque se centra principalmente en lo sano, en lo que funciona bien, siempre con un carácter preventivo y complementando los enfoques más clínicos y orientados al tratamiento.

Este bagaje de contenidos lo considera el autor como tremendamente necesario porque lo positivo a menudo ocupa una posición secundaria y durante muchos años han prevalecido lo que se conoce como el "sesgo de negatividad" y nuestra tendencia a habituamos a las experiencias positivas mediante lo que se conoce como "adaptación hedonista". Así, los aspectos más brillantes de la vida a menudo se ven eclipsados por el día a día. Además, las ciencias de la salud siempre se habían centrado en la enfermedad y la ayuda psicológica con demasiada frecuencia se basaba en estudiar la debilidad. Todo esto empezó a cambiar cuando hace 20 años se fundó la psicología positiva.

El autor del artículo añade a estas tendencias tres razones adicionales para el dominio de lo negativo. En primer lugar, la cultura prevaleciente del periodismo, centrada principalmente en el conflicto. En segundo lugar, hasta hace poco, una comprensión bastante vaga del sesgo de negatividad que hace que muchos de nosotros suframos sus efectos acumulados. Y tercero, el hecho de que las cuestiones de bienestar en los países industrializados durante el último siglo y medio se han visto muy condicionadas por la política.

Afortunadamente, con los conocimientos científicos producidos por la psicología positiva y sus campos relacionados, el bienestar se vuelve cada vez más un problema de salud en vez de cuestión política, proporcionando así una mejor protección y promoción de los seres humanos. Pero sigue existiendo un problema y es que, desafortunadamente, los medios de comunicación suelen confundir a las personas con visiones del mundo que a menudo son engañosas, demasiado oscuras y superficiales.

Las consecuencias son muchas y severas pero sobre todo que las personas tienen una imagen falsa de la realidad. Por eso, el autor hace un encendido elogio a un movimiento en favor de lo que se llama "periodismo constructivo" incluyendo una cita del libro Constructive News de Ulrik Haagerup, Director de Noticias de la Danish Broadcasting Cooperation entre 2007 y 2017 que ahora dirige una iniciativa revolucionaria en la Universidad de Aarhus llamada Constructive Institute enfocada a mejorar la calidad de las noticias a través de un periodismo más constructivo, muy en línea con las ideas de la psicología positiva. Lo que pretende el periodismo constructivo es proporcionar al público una imagen justa, precisa y contextualizada del mundo, sin exagerar lo negativo y lo sensacionalista. En muchos sentidos, la psicología positiva es para la psicología lo que el periodismo constructivo es para el periodismo.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Datos personales

Páginas vistas en total