22 mar. 2019

World Happiness Report 2019

Como años anteriores, coincidiendo con el Día Internacional de la Felicidad, el 20 de marzo, se publica el World Happiness Report 2019 (Descargar documento), una idea promovida por la Asamblea General de las Naciones Unidas y publicada desde el año 2012. Es el séptimo informe que se publica.

Este año el informe se centra en la felicidad y la comunidad: cómo ha ido cambiando la felicidad en los últimos doce años y cómo las tecnologías de la información, el gobierno y las normas sociales influyen en las comunidades. El país más satisfecho es nuevamente Finlandia, seguido de Dinamarca, Noruega, Islandia y los Países Bajos. España ocupa el lugar 30.


Según el informe, entre los factores que influyen más en este mundo cambiante están los relacionados con la forma en que las personas se comunican e interactúan entre sí, ya sea en la escuela, en el trabajo, en su barrio o en partes remotas del mundo.

En el informe del año anterior se estudiaba la migración como una fuente importante de cambio global. Ese año se constató que las circunstancias de la vida de cada país, incluido el contexto social y las instituciones políticas, eran los motivos más importantes para la felicidad, hasta el punto de que la felicidad de los migrantes era casi idéntica a la del nativo. Eso hizo pensar que las grandes diferencias internacionales se deben a las diferencias en la forma en que las personas se conectan entre sí y con sus instituciones, así como las normas sociales compartidas.

Este año 2019, además de presentar las clasificaciones habituales por país, se estudia la evolución desde 2005 y se estudia en profundidad algunas de las principales fuerzas que influyen en la felicidad de las comunidades y cómo interactúan sus miembros entre sí. Se estudian tres conjuntos de factores. Primero, los vínculos entre la calidad del gobierno, la felicidad y la participación en las elecciones. Segundo, el poder del comportamiento prosocial y la generosidad. Por último, en tercer lugar, los cambios en las tecnologías de la información y los efectos en la felicidad del uso de la tecnología digital.

De acuerdo con los resultados, los sentimientos negativos están creciendo en todo el mundo liderado por una epidemia de adicciones, sobre todo en el uso de la tecnología. El informe señala también el aumento de la diferencia entre los países más felices y los menos.

El informe destaca algunas tendencias positivas. Desde 2005, la mayoría de los países estudiados se han sentido más satisfechos con la vida (a pesar del aumento de la desigualdad de felicidad en muchas regiones). Destaca también que si los gobiernos no se ocupan son los propios ciudadanos los que se cuidan mutuamente. En todo el mundo casi el 30 por ciento de las personas donaron a organizaciones benéficas y el 20 por ciento se ofreció como voluntario.

Como sugiere la investigación, este espíritu de conexión y generosidad es lo que podría ayudar a hacer que el Informe de Felicidad Mundial del próximo año sea más feliz. Las vías que propone para ello son: la participación democrática en las elecciones, las tareas de voluntariado, hacer donaciones y fortalecer las conexiones con familiares, amigos, vecinos e incluso personas que solo conocemos en línea.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Datos personales

Páginas vistas en total