26 feb. 2011

Mihaly Csikszentmihalyi otro de los culpables

Como segunda referencia para establecer el marco conceptual de este blog, me siento casi obligado a hacer mención a otro de los psicólogos que más me han influido, se trata del húngaro, aunque establecido en Estados Unidos en la Universidad de Chicago, Mihaly Csikszentmihalyi (que según los que saben debe pronunciarse algo así como “cis-zen-mijáli”). De él recomiendo tener muy en cuenta su teoría denominada Flow. Aquí en España su libro lo han traducido como “Fluir. Una psicología de la felicidad”.

Seguimos nuevamente muy lejos de los libros de autoayuda, no se trata de recetas sino de ofrecer principios generales que, aderezados con ejemplos muy prácticos, puedan ayudar a transformar nuestras vidas. Toda su teoría discurre alrededor de lo que llama estados de experiencia optima que son los momentos en los que uno se siente poseído por un profundo sentimiento de gozo creativo, momentos de concentración activa y de asimilación al máximo de lo que se está haciendo, ese estado óptimo lo denomina Flow. Puede ser controlado y provocado, de lo que se trata es de reconocer sus características y potenciar este sentimiento de fuerza, de control sin esfuerzo y de rendimiento al máximo.

Vamos también a incluir una cita de su libro (Editorial Kairós):

“Lo que “descubrí” es que la felicidad no es algo que sucede. No es el resultado de la buena suerte o del azar. No es algo que pueda comprarse con dinero o con poder. No parece depender de los acontecimientos externos, sino más bien de cómo los interpretamos. De hecho, la felicidad es una condición vital que cada persona debe preparar, cultivar y defender individualmente. Las personas que saben controlar su experiencia interna son capaces de determinar la calidad de sus vidas, eso es lo más cerca que podemos estar de ser felices.”

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Datos personales

Páginas vistas en total