10 oct. 2014

La falta de sueño perjudica al cerebro

Terminaba el post anterior (Ver post) con un comentario del psiquiatra americano Allen Frances sobre los hábitos de sueño de los españoles. Según él, sufrimos una falta grave de sueño y eso provoca ansiedad e irritabilidad "porque el cerebro elimina toxinas por la noche y la gente que duerme poco tiene problemas, tanto físicos como psíquicos". Ese mismo día aparecía en El Cultural de EL MUNDO un interesantísimo artículo sobre el mismo tema, con el título de El cerebro de Morfeo.

En el artículo, de Manuel Martín-Loeches del Centro UCM-ISCIII de Evolución y Comportamiento Humanos, se hacía referencia a dos estudios en las revistas JAMA Neurology y The Journal of Neuroscience sobre los efectos de la falta de sueño en el cerebro, desde la predisposición a padecer Alzheimer o la pérdida de la capacidad de atención y de memoria a las posibles alteraciones neuronales.

En el primer estudio se demuestra que no dormir o dormir poco contribuiría al riesgo de padecer Alzheimer, porque durante el sueño se eliminan determinadas sustancias perjudiciales para el cerebro y, si no se duerme bien, aumentan los niveles de la proteína beta-amiloide. El exceso de esta proteína es perjudicial porque se forman las llamadas "placas seniles" que impiden los procesos de transmisión del impulso nervioso y la comunicación entre neuronas.

En el otro estudio se demuestra que la falta de sueño destruye neuronas, no solo por acumulación excesiva de beta-amiloide sino que también lo puede hacer directamente y en poco tiempo. Bastarían tres noches seguidas durmiendo unas horas menos de lo necesario para matar neuronas.

Hay que tener en cuenta que aunque la mayoría de la gente necesitamos unas siete horas y media de sueño, las horas necesarias dependen de cada individuo, lo importante es poder disfrutar de períodos de sueño REM (movimientos oculares rápidos). Así que hay que respetar lo que nuestros genes determinen en cuestión de sueño porque quitar horas al sueño sale caro.

En definitiva, un artículo de lectura muy recomendable para convencernos de que tenemos que mejorar nuestros hábitos.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Datos personales

Páginas vistas en total