23 jun. 2015

Música sacra para los malos momentos

Todos tenemos días mejores y días peores, entre ellos fechas que nos recuerdan malos momentos o periodos en los que los biorritmos, o lo que sea, están por los suelos. Cuando estoy así suelo utilizar la que creo, y no soy el único, es la mejor solución para afrontar estas situaciones: hacer trabajar el cerebro con calma y en profundidad. Además, cuando puedo, me suelo ayudar de un pequeño salvavidas que siempre me funciona.

Esta pequeña ayuda es la música sacra, especialmente algunas creaciones que me fascinan. Aunque pudiera parecer que, por su tempo, este tipo de música no favorece la salida de estados de ánimo en horas bajas, a mí me funciona, me ayuda a pensar. Por eso, he pensado que podría ser interesante compartirlo en este blog por si a alguien le gusta y le viene bien.

La lista de la música que más utilizo en estos determinados momentos, o simplemente cuando me apetece escucharlas, la voy a dividir en dos. Primero los cinco que más me gustan y por riguroso orden:

- Requiem, de Mozart
- Liturgia de san Juan Crisostomo, de Rachmaninoff
- Vísperas, de Rachmaninoff
- Requiem Alemán, de Brahms
- Requiem Aeternam, canto gregoriano de los monjes de Santo Domingo de Silos (Burgos)

Después los siguientes, no menos buenos pero que por alguna razón que no sabría explicar están un escalón más abajo en mis gustos, ya sin ningún orden:

- Misa Solemnis, de Beethoven
- El Mesias, de Handel
- Misa de Requiem, de Verdi
- Stabat Mater, de Rossini
- Vísperas de la Virgen María, de Monteverdi
- La pasión según San Mateo, de Bach
- Misa en re menor, de Dvorak
- Misa de la coronación, de Mozart
- Requiem, de Berlioz

Eso es todo. Espero que a alguien le venga bien la lista, por supuesto muy personal y solo de música sacra. A disfrutar o a reflexionar!


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Datos personales

Páginas vistas en total