25 ene. 2018

Humblebragging, el valor de la falsa modestia

El término humblebragging, una combinación de las palabras en inglés humble (modesto/humilde) y bragging (alardeando/presumiendo), ha sido estudiado en un trabajo de investigación conjunto de las universidades de Harvard y Carolina del Norte, en Chapel Hill. La expresión hace referencia a la actitud de muchas personas que alardean de humildad pero lo que indirectamente están pretendiendo es lo contrario, lo que conocemos en castellano como la falsa modestia.

Los resultados se han publicado en la revista Journal of Personality and Social Psychology, de ello habla un reciente artículo de la revista TIME (Ver artículo), y resultan muy interesantes y clarificadores porque demuestran que la falsa modestia no engaña a nadie. En realidad gusta menos que la autopromoción directa. Al final, lo que se concluye en el estudio es que la sinceridad, aunque sea fanfarroneando, es preferida a la práctica del humblebragging.

Los investigadores realizaron una serie de experimentos para determinar si es tan común esta conducta y cómo la perciben los otros. Para ello entrevistaron a 646 personas. Encontraron que el 70% de ellos recordaba que habían escuchado recientemente algún ejemplo de humblebragging.

Constataron que hay dos tipos diferentes de falsa modestia, primero la que está relacionada con una expresión de queja y, en segundo lugar, la que está más directamente relacionada con la humildad. De ellas, aproximadamente el 60% de los casos recordados estaban dentro de la categoría de quejas.

Entre los experimentos realizados, analizaron cómo las personas respondían a las expresiones de falsa modestia y en especial la percepción que tenían sobre la simpatía o la competencia de los practicantes del humblebragging. Los resultados son tremendamente interesantes y útiles pues descubrieron que presumir con regularidad es mejor en ambos aspectos, porque se percibe como más genuino. Incluso se percibe a los quejumbrosos como menos desagradables y parecen más competentes que el resto de "humblebraggers".

Finalmente, los investigadores recomiendan que si se quiere anunciar algo es mejor la autopromoción porque es más sincero y, mejor aún, aconsejan conseguir que alguien te alabe, es lo mejor que puede pasar porque entonces no necesitas presumir. Por último, recomiendan cortar un poco a los humblebraggers porque sin darnos cuenta se puede caer en lo mismo. Porque, hasta cierto punto, todos lo hacemos.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Datos personales

Páginas vistas en total