21 dic 2020

2021, un año para la reflexión

Otro año que se va. En este maldito 2020 ya solo el mero hecho de haber llegado hasta aquí supone un gran triunfo. Seguimos sin salir de la perplejidad en la que nos ha sumido la enfermedad conocida como COVID-19 y nos encaminamos hacia un nuevo año, el 2021, que suena enorme teniendo en cuenta que hace nada estábamos inquietos y temerosos por que el cambio de milenio pudiera conllevar la precipitación de negros nubarrones sobre la humanidad. En este año que termina sí que es cierto que se han precipitado esos nubarrones, casi sin avisar y con virulencia. Sobre ello ya me pronuncié, tanto respecto al virus (Ver post) como a su impacto en nuestro bienestar (Ver post), es hora de mirar hacia delante.

De cara a estas fiestas, y como siempre, me permito hacer una recomendación. Hay que vivir la vida con intensidad, disfrutando de todas las oportunidades que se nos presenten porque solo hay una vida y es corta. Es un tópico pero hay que coger los trenes cuando pasan, es cuestión de atreverse y dejar atrás nuestra zona de confort. No es complicado porque todos los trenes llevan bien visible el destino y si nos equivocamos no pasa nada, hay que aprender de los errores, es mejor equivocarse que lamentarse por no haber cogido ese tren que pudiera ser la oportunidad de nuestra vida. Estoy seguro que algunas cosas habremos aprendido este año 2020 que nos harán más resilientes y poder afrontar el año 2021 con más motivación y garantías.

Todos tenemos el derecho y la obligación de aspirar a una vida mejor. Se trata de ser felices dentro de nuestras particulares coordenadas vitales pero sin olvidar, como tantas veces he manifestado aquí, que cualquier intento de forzar la búsqueda de la felicidad puede llevarnos al fracaso, al desánimo y la desesperación. Cada uno debe actuar según sus posibilidades pero siempre procurando disfrutar, compartir, y valorar las pequeñas cosas.

En febrero de 2021 se cumplirán diez años de este proyecto. Ya anuncio cambios sustanciales en este blog, ya lo aclararé, de momento espero seguir aportando mi pequeño granito de arena para ayudar a los que lo lean a que no pierdan las ganas de vivir.

Quiero terminar copiando aquí una definición de la felicidad, que ya aparece en el inicio de este blog, fruto de una reflexión personal: "El secreto de la felicidad no está en tener o hacer sino en ser, y no hay mejor forma de ser que decidir por uno mismo y estar con quien se desea".

¡¡¡Sé positivo y feliz en 2021!!!

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Datos personales

Páginas vistas en total