6 oct. 2016

Las personas mayores son más felices

La revista TIME recoge un estudio (Ver artículo) publicado en el Journal of Clinical Psychiatry en el que se llega a este sorprendente e interesante resultado. Mediante una encuesta realizada de forma aleatoria en San Diego, California (EE.UU.), a 1.546 personas de edades comprendidas entre los 21 y los 99 años, los investigadores se han sorprendido de que las respuestas indicaran que, a pesar de los estragos físicos de la edad, las personas mayores dicen que son más felices que los más jóvenes.

En la encuesta se analizaba la salud física, cognitiva y mental de estas personas y se les preguntó si se consideraban felices y satisfechos con su vida o si se encontraban deprimidos, ansiosos o estresados.

El director del estudio, Dilip Jeste, un psiquiatra geriátrico director del Centro de Envejecimiento Saludable (Center on Healthy Aging) en la Universidad de California, afirma que frente a la idea de que la vejez supone estar deprimido, de malhumor, infeliz o pensando siempre en la cercana muerte, la felicidad y el bienestar, de acuerdo con estos resultados, pueden tener una evolución en forma "U" que supone que hay una bajada en la juventud y un crecimiento a medida que envejecemos.

Es cierto que el estudio fue sólo una instantánea en un momento concreto, es decir que no ha hecho un seguimiento de la evolución de cada persona durante un tiempo, pero los investigadores del estudio creen que es suficientemente significativo para concluir que con la edad hay una mejora progresiva del bienestar.

Las explicaciones van desde lo difícil que puede ser la juventud, después de la turbulencia de la adolescencia, cuando empiezan a surgir situaciones estresantes relacionadas con los estudios, la economía, las relaciones personales y las perspectivas de futuro, a la presión añadida cuando los jóvenes tienden a compararse con otros semejantes y pueden tener la sensación de estar perdiendo oportunidades que otros aprovechan.

Frente a eso, las personas mayores son mucho más capaces de gestionar estos factores estresantes de la vida e ir acumulando cierta sabiduría para buscar la estabilidad emocional, conocerse a sí mismo y tomar decisiones sociales inteligentes. Por eso, a pesar de que las personas mayores están físicamente más limitadas y con cierto deterioro cognitivo debido a la degradación natural del envejecimiento, las personas de entre 20 y 30 años tienen niveles de depresión, ansiedad y estrés más altos, a la vez que niveles más bajos de felicidad, satisfacción y bienestar.

Finalmente, según se señala en el estudio, parece que la vida actual es más fácil para la gente mayor porque los cambios en la sociedad ocasionados por la progresiva globalización, el desarrollo tecnológico, el aumento de la competencia en la formación y en el trabajo, así como el cambio en el rol social de las mujeres impacta mucho más en los jóvenes que en las personas de edad avanzada.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Datos personales

Páginas vistas en total