16 nov. 2015

La experiencia vital de Aurelio Arteta

Sorprendente entrevista a Aurelio Arteta en el diario EL PAIS de ayer domindo 15 de noviembre. Y digo sorprendente por su magnífica sinceridad y sabiduría. En ella habla de la felicidad y de otras muchas cosas en un espacio muy corto pero muy concreto y expresivo.

Como en otras ocasiones cuando leo algo interesante en la prensa, siempre que tenga relación con los contenidos de este blog, me parece interesante dar noticia de ello y aconsejar su lectura. Además, en esta ocasión con el añadido de que el entrevistador es Juan Cruz, una garantia.

Confieso que hasta ahora tenía un conocimiento superficial de la persona y de la obra de Arteta, salvo algunas referencias leídas en la prensa. A partir de ahora seré seguidor incondicional de sus pasos, intelectuales y vitales, porque sencillamente me ha cautivado. Espero que así les parezca a los lectores de este blog.

En pocas palabras, gran lucidez, sinceridad y sabiduría. Será obligado seguirlo de cerca en estos tiempos tan escasos de personajes de referencia. Y no estoy hablando de sus opiniones sobre la situación política,  interesantes y tan válidas como otras, sólo me estoy refiriendo aquí a sus manifestaciones sobre la felicidad y sus confesiones más íntimas. Creo que con reflejar tres párrafos es bastante significativo.

Cuando se le pregunta sobre la felicidad contesta que es "estar en paz con uno mismo", y sobre si él lo está ahora confiesa:

"No. No he alcanzado todo lo que hubiera querido, siempre he desconfiado de mi capacidad y de mi valía. Pero sí estoy contento de no haber engañado mucho, de haber sido sincero conmigo mismo. No he alcanzado mis ambiciones, pero me he dirigido en la dirección que quería. Sufro por las cosas que no he podido alcanzar, y siempre estoy temiendo por las que no podré hacer. Pero no sufro por lo que no he alcanzado, sino por no haber conseguido ciertas cosas que son, por decirlo así, casi secretas".

Las no secretas son:

"Me hubiera gustado pensar mejor: yo no soy un pensador, soy un profesor de Filosofía; me hubiera gustado ser capaz de escribir mejor: siento el impulso y me freno. No he tenido hijos y por tanto en ese sentido hay un vacío que he intentado llenar de otras maneras".

Y sobre sus miedos:

"Al fracaso. Al miedo. Acabo de jubilarme; tengo miedo a no saber rellenar el tiempo, a que me desaparezca la pasión. Miedo a que la tristeza se apodere de mí. Tengo miedo al Alzheimer, que amenaza a nuestra edad".

Interesante ¿no?, esta es la entrevista entera.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Datos personales

Páginas vistas en total