4 mar. 2017

La tecnología afecta ya a nuestro interior

Como en años anteriores, Fundación Telefónica ha presentado el informe La Sociedad de la Información en España, un documento que en su edición de 2016 cumple su decimoséptima edición. Más allá de los aspectos tecnológicos, lo que me ha llamado más la atención del informe es la presencia, o mejor dicho la consolidación de aplicaciones y dispositivos que tienen ya la capacidad de implantarse en nuestro interior, no solo en nuestro físico sino también en lo que afecta a nuestra psique. Un efecto que ya se estaba intuyendo en años anteriores pero que ya está aquí para quedarse.

Puede parecer un poco impactante pero hay que pensar en lo positivo de esta interiorización y no en las posibles aplicaciones perversa, que sin duda las puede haber. Así, aparte de la creciente presencia de la sociedad digital para mejorar nuestras capacidades de comunicación o nuestro bienestar, por ejemplo en su influencia en las redes sociales, la omnipresencia de los smartphones o la crecientes posibilidades que el tratamiento de grandes volúmenes de datos ofrecen (el llamado Big Data), en el informe aparecen dos conceptos relacionados con esta invasión que me gustaría destacar aquí.

En primer lugar lo que se llama la "realidad mixta", una simbiosis de la realidad aumentada (información digital que se superpone a lo real para enriquecer la percepción) y la realidad virtual (recreación digital de la realidad para crear sensaciones). Con dispositivos más pequeños, imágenes de mayor calidad y el control de efectos molestos como los mareos, las nuevas aplicaciones mezclan el mundo real y el virtual, por ejemplo el conocido juego Pokémon Go, con capacidad, y eso es lo novedoso, para influir en el comportamiento de las personas. No solo eso, sino que se está trabajando en la posibilidad de crear espacios que mezclen elementos físicos enriquecidos con información virtual o aplicaciones que utilizando lentes pueden producir efectos cognitivos de realidad mixta, una frontera apasionante.

Otro concepto a destacar en el informe es el de "hombre aumentado", basado en la aplicación de los wearables (dispositivos adaptados a nuestro cuerpo) que ahora pasan a ser una parte de nosotros. No solo se trata de parches que monitorizan valores biológicos o de elementos exteriores como los exoesqueletos, también la integración de circuitos en la propia piel mediante tatuajes o, traspasando este límite, para implantar dispositivos en el interior del cuerpo. No se trata solo de aplicaciones médicas sino que la introducción de estos dispositivos permite interactuar con otros dispositivos (pagar, abrir puertas, etc.). Y lo que es más novedoso, que nuestro propio cuerpo o algún órgano estén conectados a Internet, una especie de Internet de las cosas pero con nosotros mismos como elementos de la red. Incluso se habla de colocar implantes en el cerebro para mejorar las capacidades cognitivas, de ahí el concepto de hombre aumentado.

Aparte de estas dos novedades, también merece la pena destacar dos aspectos que influyen en nuestra manera de vivir. Como destaca el informe, cada vez es más importante la privacidad de la información para los usuarios y, en segundo lugar, que estos conocen y manejan la tecnología cada vez mejor, mejorando la usabilidad de la tecnología. El término "nativos digitales" empieza a quedar atrás. En este enlace se puede descargar el informe completo: http://www.fundaciontelefonica.com/arte_cultura/publicaciones-listado/pagina-item-publicaciones/itempubli/558/.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Datos personales

Páginas vistas en total